This website is for our Colombian customers.

You can check our corporate page here

Cinco consejos valiosos a la hora de pedir un crédito rápido

de Credissimo Colombia | 08.01.2019
Consigue el dinero ya
Cinco consejos valiosos a la hora de pedir un crédito rápido

En octubre entraron en vigencia los nuevos precios del gas natural, lo que llevó a elevar los costos de los negocios y por lo cual, se dispararon los costos de muchos productos y servicios. Por esta razón seguramente has visto o escuchado titulares estilo “La vida cada día está más cara”, ese hecho se repite periódicamente y la inflación aún sin “incremento manual” se acumula sin interrupción. En otras palabras, el costo de vida aumenta constantemente. Lo desagradable es que los salarios no siempre y rápidamente lo hacen.

Tal vez, como a muchos, te ha pasado que el dinero no te alcance al final del mes, que no tengas para gastos imprevistos o que te sorprendan las cuentas por pagar. Y es tan probable, como cualquier persona, que te permitas aflojar la billetera con algo fuera de los gastos estándar - compras para ti mismo, algo para el hogar, vacaciones familiares o regalos para los niños.

Siempre es mejor que tener un rubro en el presupuesto para las ocasiones mencionadas, que suele ser el de los ahorros. Pero con el vertiginoso desarrollo de los créditos rápidos desde hace una década, para permitirte darte gustos ya no se hace necesario ahorrar por meses, ni pelear con los bancos, ni rogarle a familiares y amigos o empeñar tus cosas de valor.

Los créditos rápidos se volvieron un producto popular, probado y confiable. Pero si lo piensas, no entrarás en un almacén para agarrar indiscriminadamente lo que hay por ahí, ¿cierto? Muy cuidadosamente seleccionarás el pan que vas a comprar. De manera similar, para con los créditos rápidos es mejor también tener claridad qué exactamente necesitas y si lo necesitas, cómo elegir el producto correcto y cómo no lamentarlo, debido a la falta de atención.

Es por eso te preparamos unos consejos, para que puedas juzgar fácilmente.

1. ¿Por qué estoy tomando préstamo?

A veces la posibilidad de obtener dinero rápido es bastante tentadora. Por ejemplo, ves excelentes zapatos en la tienda y de inmediato te dan ganas de tenerlos. Bueno, no te disuadiremos del argumento de que solo tienes que solicitarlo en los casos en que estés presionado económicamente, contra la pared y… un par de zapatos no es el caso. Los préstamos rápidos son adecuados incluso para "caprichos", pero aun así debe haber una dosis de razón. Por ejemplo, tus opciones de pago u otros gastos próximos son mucho más importantes (o inevitables), para lo cual puedes necesitar pedir un préstamo antes de pagar el primero (ver el párrafo 5). Lo contrario es cierto también: si ya tienes uno o más préstamos, con otro nuevo vas a poner en dificultades tus finanzas personales. Tienes que tener en cuenta estas cosas antes de tomar la decisión de pedir un préstamo.

2. ¿De quién estoy solicitando el préstamo?

Te recomendamos evitar avisos dudosos, al igual que las promesas increíbles y las llamadas telefónicas esporádicas. No obstante, tomate un tiempo para estudiar las compañías serias en el mercado y sus propuestas actuales. Algunas apoyan explícitamente ofertas especiales para casos específicos. Los clientes leales tienen ciertas preferencias y se puede decir que es mejor detenerse eligiendo una empresa de forma permanente en vez de saltar de una a otra. Claro está, cuando descubras cuál es la mejor para ti. Un estudio rápido en Internet no te tomará más de media hora y lo harás una sola vez.

3. ¿Qué tan rápido lo necesito?

Muchas veces una de las razones principales de acudir a una de las compañías de crédito rápido es justo porque es rápida. Y eso es así dado que son más rápidas que los bancos, pero entre ellas tienen diferencias, la mayoría de veces porque dependen de sus procedimientos. Por ejemplo, algunas envían obligatoriamente un ejecutivo de cuenta, quien te visita y entrevista en el momento. Es evidente que una organización así necesita tiempo en días. Otros pueden, bajo ciertas condiciones o términos del préstamo que estás buscando, pedirte que los visites en una oficina. Esto puede suceder más rápido, si tienes una oficina cercana y tiempo libre en este momento. Pero si no los tienes, el caso sería similar al primero. En tercer lugar, como con Credissimo, se te ofrece un procedimiento completamente en línea. Así es como funciona éste, si eliges aplicar en Credissimo:

  • Eliges el monto y el periodo de pago.
  • Haces el registro y completas el formulario en línea.
  • Recibes el concepto de aprobación en minutos.
  • Recibes el dinero mediante transferencia bancaria (en unas horas dependiendo del banco).
  • No tienes que ir a ningún lado y nadie viene a tu casa.

4. ¿Cuándo me es conveniente pagar?

Planifica tus cuotas para que sean convenientes y sin problemas para pagarlas. No entres en la trampa de pagar tarde, ya que puede afectar el monto del reembolso o peor aún, comienzas a acumular contribuciones no pagadas. Por lo tanto, no sería lógico, por ejemplo, tener una fecha de vencimiento unos días antes de la fecha de pago de tu salario o solicitar cuotas más altas de lo que te es cómodo pagar mensualmente. Por ejemplo, si tomas un préstamo rápido "Credissimo Plus" (hasta $2.000.000) ten en cuenta que puedes extenderlo en cuotas de hasta 12 meses (1 año). Esto te facilitará el pago y no cargará innecesariamente tu presupuesto.

5. Un préstamo, dos préstamos, tres... ¿son demasiados?

Obtener créditos rápidos puede ser adictivo, lo es. Pero si te excedes, es casi seguro que comenzarás a confundir o retrasar las cuotas (a menos que seas profesor de disciplina financiera). Has oído hablar de esos casos desagradables llamados “crédito espiral”, cuando se pueden tener consecuencias más serias. Pero incluso si no llegas a ese punto, el caos en sí es desagradable y estresante. Así que evita gastar demasiado con préstamos rápidos. La forma más fácil de hacerlo es tomar precauciones y pensar bien cuánto dinero necesitarás y cuándo. De esa manera se elige mejor y no se solicitará un crédito más grande. Pero incluso si ya has cometido este "error", hay una salida y se llama crédito de refinanciamiento. Con su ayuda, puedes juntar diferentes obligaciones y pagar una cuota en lugar de varias o simplemente para apoyar a tus otros préstamos.

Te deseamos una aplicación crediticia exitosa y éxito financiero. Y no olvides: "Credissimo Salario" te presta hasta $ 850.000 con un período de pago de hasta 30 días y “Credissimo Plus” te presta hasta $ 2.000.000 con opción de pago de hasta 12 meses. La solicitud en línea lleva solo unos minutos.

Lee más de nuestros artículos

¿Cómo organizar con el presupuesto mínimo la boda de tus sueños sin gastar excesivamente?
¿Qué puedes comprar con la moneda de Bitcoin? ¡Resulta que los comerciantes que han introducido la criptomoneda no son pocos!
El Día de la Madre es una fiesta internacional. Casi la mitad de los países del planeta la celebran, aunque no en la misma fecha. Todas tienen en común el reconocimiento al amor de una madre.