This website is for our Colombian customers.

You can check our corporate page here

¿Cómo complacer a las mujeres especiales que te rodean? ¡Se lo merecen!

de Credissimo Colombia | 08.03.2019
Consigue el dinero ya
¿Cómo complacer a las mujeres especiales que te rodean? ¡Se lo merecen!

El 8 de marzo es la próxima fiesta polémica que nos divide en dos campos, ya sea por su origen y la carga política o porque a alguien generalmente no le gustan las fiestas. O al contrario, lo convertimos en un banquete comercial para gastar. Y, a la par con estos debates triviales, olvidamos una cosa: desafortunadamente, incluso en el siglo XXI, las mujeres continúan luchando por la igualdad de derechos.

Por eso en este día dedicado a las mujeres, sería bueno dar testimonio de respeto y gratitud. Por cierto, ¿sabías que en algunos países hay un mes entero de homenaje a las mujeres? En Estados Unidos, el Reino Unido y Australia, este mes es marzo, en Canadá es octubre y en Sudáfrica, agosto. Se formó alrededor del Día Internacional de la Mujer, que comenzó con una protesta femenina en Nueva York contra las malas condiciones de trabajo y los bajos salarios. Hay muchas protestas similares por diversas causas relacionadas con la igualdad, ya que por años y décadas las mujeres han tenido que demostrar que son seres humanos y, como tales, no deben ser discriminadas.

¿Sabes desde cuándo las mujeres en Colombia tienen derecho a votar en las elecciones? Desde 1957, no hace ni un siglo.

Pero basta de tantas referencias históricas, su propósito era desviarte de la idea de que ese día podrías escaparte sólo con un ramo de flores. ¡Esfuérzate un poco más, todas las mujeres a tu alrededor se lo merecen!

Esa no es una fiesta del amor

Ya está claro, ¿no es así? Eso significa dos cosas: primero, no necesariamente debes limitarte a la mujer amada, incluso es recomendable no hacerlo. Segundo, no tienes que apostar por el romanticismo, aunque nunca es superfluo. Ni siquiera tienes que comprar regalos caros. Mejor ten un bonito gesto para demostrar que las aprecias.

El poder está en las cosas simples

Entonces, si quieres mostrar tu respeto por una mujer, empiezas a pensar en comprar algo, regalarle flores o llevarla a algún lugar. ¿Por qué no se lo dices? Tan simple como suena. Por ejemplo: "Quiero que sepas que incluso aunque a veces no lo parezca, aprecio mucho que estés en mi vida / que tenga una amiga como tú / que seas tan buena y paciente conmigo / que me hayas criado y gracias a eso me haya convertido en una buena persona". No te excedas, sé honesto, corto y claro. Además, no tienes que buscar un ambiente especial o incluso un contacto personal. Lo puedes poner en una nota, enviar un correo electrónico o un mensaje, llamar al teléfono.

Las acciones hablan mejor

Otra forma de demostrar la intensión aparte de las palabras es la acción. Es aún más elocuente. Por ejemplo, trata de darle un descanso de sus tareas domésticas, remplazándola ese día. Llévala a un paseo inesperado. O simplemente, dedícale suficiente tiempo para ella y deja que elija cómo gastarlo. Y durante este tiempo especial no te distraigas con otros temas, tareas o trabajo.

Los gestos inusuales pueden ser especiales cuando no se trata de tu pareja. Haz una cita con una amiga que no hayas visto hace mucho tiempo. Llama a tu madre. Las flores para las compañeras de trabajo son un poco trilladas, pero son una práctica muy buena. O en lugar de flores, pueden ser pequeños regalos o mejor muffins.

Y las flores, por supuesto

No hay mujer que no ame las flores. Ya sea en ramo o como complemento a un regalo. Los floreros también son una buena solución porque son duraderos. Ten cuidado al elegir las flores: la rosa roja para una compañera de trabajo ciertamente no está del todo bien, ni un cactus para tu amada (a menos que ella sea amante de los cactus). Las flores también tienen su propio lenguaje, por ejemplo, los narcisos muestran lealtad, las orquídeas son para el amor y la fuerza, los lirios son una persona realmente valiosa y los cartuchos son un símbolo de pureza e inocencia.

El hijo de mamá

No, tu no. Tu hijo o hija (o niños). Si tienen uno, la sorpresa más mágica es prepararle algo juntos. Despiértala con muchos besos, libérala de la cocina (¡y luego límpiala!), llévala a algún lugar de forma secreta y sorprendente. No importa qué, es importante que los más pequeños se involucren con algo más que la carta obligatoria, hecha en el jardín infantil o en el colegio.

Ella es una mujer

Y a ella probablemente le gusta sentirse así. La cena en un buen restaurante, una hermosa joya o un regalo caro son bienvenidos, aunque dijimos que el materialismo aquí no es importante. Si deseas que el día sea perfecto, pero no tienes recursos para ello, desde Credissimo estaremos encantados de ayudarte a hacer feliz a tu tierna compañera.

Además, regalos como ir a un spa o tratamientos de belleza, también son bienvenidos. Pero debes tener cuidado que esto no sea percibido como un "No me gusta tu corte de pelo" o "Puede que necesites un esteticista".

Algo de diversión no sobra

En otras palabras, no hay nada confuso en el comentario "necesitas una fiesta". Una opción es organizarla con amigos comunes, tal vez incluso para que todos sorprendan a sus parejas. La segunda es permitirle compartir la noche con sus amigas, especialmente si no ha salido a divertirse, desde hace algún tiempo. Entonces, la idea es no olvidar que, además de una mujer, es ante todo un ser humano.

Sea lo que sea que elijas como un enfoque para la celebración, lo mejor es convertir su día a día en una fiesta todo el año, recuerda respetar y apoyar a las mujeres que te rodean y siempre recuérdeles que son fuertes, capaces y especiales.

Lee más de nuestros artículos

¿Cómo organizar con el presupuesto mínimo la boda de tus sueños sin gastar excesivamente?
¿Qué puedes comprar con la moneda de Bitcoin? ¡Resulta que los comerciantes que han introducido la criptomoneda no son pocos!
El Día de la Madre es una fiesta internacional. Casi la mitad de los países del planeta la celebran, aunque no en la misma fecha. Todas tienen en común el reconocimiento al amor de una madre.