This website is for our Colombian customers.

You can check our corporate page here

Hazlo tú mismo # 3 (bolso de bluyines viejos)

de Credissimo Colombia | 29.08.2019
Consigue el dinero ya
Hazlo tú mismo # 3 (bolso de bluyines viejos)

Una vez comiences a elaborar tus accesorios por ti misma, ya no vas a querer volver a una tienda. Y cuando confecciones tu primer bolso con unos bluyines viejos, nunca vas a volver a tirar esos otros que ya no vas a usar más porque están muy desgastados y viejos. Las opciones y los modelos de bolsos pueden ser tan variados, que tendrás uno para cada ocasión: uno para dar una caminata tranquila, otro para salir por la noche; uno para dar un paseo por la playa, otro para ir al centro comercial.

Los beneficios de confeccionar tus propios bolsos son innumerables:

  • Tu bolso será único en el mundo.
  • Puedes modificar a tu gusto los modelos que veas (la web está llena de posibilidades, más abajo te mostramos algunos ejemplos).
  • No necesitas tener muchas habilidades de modistería o de confección: la mayor parte del trabajo ya está hecho. No hay que cortar ninguna tela, solo tienes que usar el viejo par de bluyines.
  • Ahorras mucho dinero: los bolsos, de cualquier material, no son por lo general artículos baratos; y si son baratos..., se rompen en cuestión de días.
  • No necesitas ponerle demasiada imaginación: el hecho mismo de que los bluyines ya vienen de fábrica en colores, modelos y patrones tan diferentes hará que cada uno de tus bolsos sea diferente, incluso si en apariencia siempre "creas" la misma forma.

Materiales

Para confeccionar un bolso con tus bluyines viejos necesitas pocas herramientas y pocos insumos, solo necesitas un par de bluyines viejos. Lo único que necesitas es unas tijeras afiladas, hilo y los adornos que quieras agregarle a tu creación. Si tienes una máquina de coser tendrías una ventaja, porque el tejido podría ser relativamente grueso y resultar incómodo para coserlo a mano; sin embargo, puedes hacer que tu trabajo sea más fácil si eliges en lo posible bluyines de telas más finas y ligeras. Para la decoración puedes utilizar cintas, retazos de tela, botones, cuentas, lentejuelas. Según el modelo, también puedes utilizar cintas autoadhesivas, velcro y bandas elásticas.

¡Ahora estás lista para poner manos a la obra!

Bases para hacer un bolso de bluyín

Tu primera tarea es cortar el bluyín justo debajo de la entrepierna. Para que el corte quede igual en ambos lados, dobla el bluyín por la mitad y alísalo con la mano o con la plancha. Si es necesario, asegúralo con alfileres para que no se mueva durante el corte. A continuación corta la costura que quedó en la entrepierna, para abrir el corte por la mitad, alisa de nuevo la pieza, y corta el sobrante de tela.

También puedes usar unos bluyines cortos o una falda para elaborar tu bolso. Si es una falda, se corta añadiendo en la parte inferior 1,5 centímetros a la medida que quieres que tenga de profundidad el bolso.

Conserva los retazos que te sobren de las piernas y las caderas. Las piernas puedes usarlas para hacer las cargaderas; incluso si usas un modelo con bolsillos, puedes utilizar los sobrantes en las decoraciones.

Todo lo que tienes que hacer ahora es voltear la pieza, de modo que los bolsillos queden por el revés, y coserla con cuidado por la parte inferior, redondeando la costura en las esquinas. Puedes situar la cremallera en la parte delantera o doblar la pieza de modo que quede a un lado.

Para confeccionar una o dos cargaderas, toma los sobrantes de tela, corta tiras del grosor adecuado (un poco más del doble del grosor que quieres que tenga la tiranta), pon la tela con el revés hacia afuera, une los bordes y cóselos a lo largo de toda la pieza. Luego voltea el "tubo" para que el derecho de la tela quede hacia afuera. Si quieres puedes hacerle un par de costuras a lo largo de cada tiranta. Ahora cose cada extremo de la tiranta al interior de cada lado interno del bolso.

¡Tu bolso está prácticamente listo! Puedes añadir las decoraciones que quieras imaginar para personalizarlo.

Es posible que el resultado final sea algo parecido a este:

Bolso hecho de vaqueros

o a este

Bolso hecho a mano

Deja volar la imaginación

Esta no es la única variación posible de un bolso hecho con unos bluyines viejos, y quizás no sea la más fácil. Tienes infinitas posibilidades para improvisar, como puedes apreciar en los siguientes ejemplos:

Ese bolso tipo billetera se fabrica siguiendo el mismo principio que el descrito más arriba, pero solo se usa la parte que está alrededor de uno de los bolsillos traseros. Para hacer esto, necesitarás quitar la pretina y la cremallera del pantalón.

Bolso hecho de blue jeans

Esta pequeña mochila, bastante inusual, está hecha de una pierna de bluyín de bota ancha. Basta medir a partir del ruedo (donde estará la abertura de la mochila) la altura que queremos que tenga el bolso, añadir el centímetro y medio, cortar la pieza y coserla luego por la parte inferior. En este modelo las cargaderas son de cuero, pero puedes usar tu imaginación y hacerlas de tela de bluyín de otros materiales.

Mochilla de bluyines viejos

Ese bolso fue confeccionado a partir de unos pantalones de color y de piezas de diferentes tejidos cosidas. A primera vista parece más complicada de elaborar, pero si te gusta la geometría y quieres usarla, puede resultar algo interesante.

Bolso de bluyines viejos

Entre más ideas tengas, más ideas vendrán. Los bolsos no son lo único que se puede diseñar a partir de unos bluyines viejos. Hay infinitas posibilidades. Por ejemplo, puedes diseñar fundas de almohada, individuales para tu mesa, delantales de cocina, una bolsa de regalo para una botella de vino, una colcha para tu cama o incluso unas sandalias para ti. Estas cestas de almacenamiento son perfectas para que las elaboren aquellos principiantes que quieran empezar a crear sus propios accesorios.

Manualidades de bluyines viejos

La tela de bluyín es a la vez un material versátil y espectacular. No solo es un error desperdiciar su potencial, sino que también puede permitirte ahorrar en una gran cantidad de accesorios y artículos para el hogar. El dinero que ahorres puedes usarlo para adquirir otras cosas que difícilmente puedes hacer en casa, incluyendo un nuevo par de bluyines, y por qué no, en otros pares más. Si no tienes tiempo para esperar hasta ese momento para hacer tu compra, Credissimo Plus te puede ayudar con hasta 2.000.000 de pesos y con la opción de diferir el pago hasta en 12 meses o puedes apostar por el Credissimo Salario que te da hasta 850.000 pesos y plazo de pago de hasta 30 días. La solicitud es en línea, fácil y rápida, y obtienes el dinero en menos de 24 horas.

Lee más de nuestros artículos

¿Vas a disfrazarte este Halloween? ¿Te has cansado de las típicas ideas de disfraces? ¿Qué tal si apuestas por ideas de disfraces en pareja, o incluso hacer un equipo de verdad con tus amigos?
Cuando en los días de vacaciones sales a conocer otros sitios, disfrutas más la vida. Puedes viajar a destinos ya sea cerca de tu casa o muy lejanos, y en todos sucede algo especial: despiertas tus sentidos y sonríes de felicidad.
En el mundo abundan las buenas historias sobre el nacimiento de negocios muy rentables. Se conocen las de software, computadores, helados y yogures, postres y panes. Son ciertas. ¿Qué se requiere para triunfar?